La famosa escritora turca Asli Erdogan, encarcelada desde agosto y cuya liberación había sido anunciada este miércoles por los medios de comunicación, seguirá detenida por otro cargo en su contra, anunció poco después su abogado.

"Seguirá en estado de arresto por el cargo de pertenencia a una organización terrorista", declaró a la AFP su abogado, Erdal Dogan, delante del centro penitenciario donde su clienta está detenida, en Estambul.

La traductora y autora Necmiye Alpay, de 70 años, también arrestada en agosto permanecerá igualmente en la cárcel, por el mismo cargo, a pesar de que su puesta en libertad también había sido anunciada por la prensa, indicó la misma fuente.

El término "organización terrorista" designa al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), en guerra contra el Estado turco desde 1984.

La orden de liberación condicional anunciada por los medios se refería a otra acusación, la de "ofensa al Estado y a la integridad del Estado", explicó el abogado.

La próxima audiencia se celebrará el 29 de diciembre, añadió el magistrado.

Acusadas de colaborar con un diario prokurdo, ambas mujeres fueron detenidas durante las purgas masivas que efectuaron las autoridades turcas después de la intentona golpista del 15 de julio.

Según el abogado, Asli Erdogan no fue informada de la confusión mediática en torno a su liberación.

Asli Erdogan, de 49 años, cuyo apellido no tiene ninguna relación familiar con el presidente Recep Tayyip Erdogan, es física de formación. Ganadora de múltiples premios, sus novelas han sido traducidas a varios idiomas.