De una manera escalofriante unos padres residentes de Minas Gerais, Brasil, descubrieron el abuso sexual que su pequeña hija sufría.

Gracias a los dibujos que hacía la niña de cinco años, en donde mostraba escenas violentas, se descubrieron las violaciones.

La pareja ya había notado con un comportamiento distinto a su hija y decidieron llevarla con un terapeuta, quien les advirtió que algo andaba mal y que estuvieran atentos a cualquier señal extraña que emitiera la menor.

Globo Brasil

Foto:

Sin embargo, cuando vieron uno de los dibujos que ella realizó, donde claramente se mostraba a un adulto encima de una niña y con el pene erecto, los padres volvieron con el experto, quien consiguió que la pequeña hablara sobre su violación.

Según declaró el terapeuta, la víctima acudió a clases de inglés impartidas por un pastor evangélico de 54 años. Todo marchaba con normalidad, hasta que un día la niña se negó a volver con el profesor.

La policía local detuvo a Joao da Silva, que ejercía como pastor protestante en la iglesia evangélica Montes Claros. Ahora, se enfrenta a una pena por abusos sexuales a menores.