La coalición internacional liderada por Estados Unidos llevó a cabo 12 ataques aéreos contra posiciones del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en el norte de Siria. Los ataques aéreos tuvieron lugar en el norte de la provincia de Alepo, en la región de Madajen, situada entre Daqib, un bastión yihadista, y la localidad de Marea, que controlan los rebeldes.

"Por lo menos 12 ataques alcanzaron posiciones y depósitos de armas del ISIS en zonas en las que no se había atacado hasta ahora", precisó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Gran Bretaña. El OSDH aseguró que murieron varios yihadistas, aunque no dio detalles sobre la cantidad.

Sin embargo, el OSDH advirtió que "estos ataques podrían ayudar a los rebeldes del Frente al Nusra en su lucha contra el ISIS", según declaró su director Rami Abdel Rahman, ya que en las zonas atacadas tienen lugar enfrentamientos frecuentes entre el ISIS y sus rivales de la rama siria de Al Qaeda.

Se considera que desde el lanzamiento en agosto de la campaña de ataques aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos, el ISIS, que controla parte de Siria e Irak, ha perdido terreno y ha sufrido un mayor número de bajas. En 40 días, entre octubre y noviembre, unos 2.000 ataques causaron más de 500 muertos, de acuerdo con datos del OSDH.

A la par de estos nuevos bombardeos en Siria, el ISIS perdió hoy terreno en el norte de Irak, donde las tropas kurdas entraron en la localidad de Sinyar. Tras tres días de duros combates, las fuerzas kurdas o "peshmergas" penetraron en la ciudad, situada a 120 kilómetros al oeste de Mosul y ocupada por los combatientes del ISIS desde el pasado verano.

Además de cercar la localidad, los kurdos entraron en dos barrios ubicados en el sureste, el de Al Shohadá y el de Peshmerga. También contribuyeron en el ataque los aviones de combate de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que ofrecieron a los kurdos cobertura aérea bombardeando posiciones del ISIS.

No obstante, los kurdos no han podido avanzar más por las minas y artefactos explosivos colocados por los extremistas en los alrededores de Sinyar y en las instituciones gubernamentales. Asimismo, las fuerzas iraquíes recuperaron hoy el aeropuerto militar de la ciudad de Telafar, a 80 kilómetros al oeste de Mosul, la segunda ciudad del país y también en manos de los yihadistas