Funcionarios de la Casa Blanca reconocieron que el correo electrónico del presidente  Barack Obama sí fue infiltrado por presuntos "hackers" rusos.

Los delincuentes informáticos consiguieron información valiosa en octubre del año pasado:  información del Blackberry personal del presidente, así como datos no clasificados del Departamento de Estado de este país.

Según el periódico estadounidense "The New York Times", la Casa Blanca condenó y calificó los actos como "preocupantes", ya que la invasión fue más grave de los que pensaban. Los funcionarios también aclararon que los ciberdelincuentes no obtuvieron ningúna información clasificada, aunque aceptaron que los documentos robados fueron "sensibles".

Por último, los voceros de la Casa Blanca se negaron a identificar la nacionalidad de los piratas informáticos. Esto contrarresta con lo que dicen personas cercanas a la investigación, quienes afirman que todo apunta a los rusos.

En la galería de fotos encontrarán algunas imágenes del presidente Barack Obama. Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".