Kayla Mueller, la rehén estadounidense del Estado Islámico fue terriblemente torturada antes de que se declarara muerta.

Esta fue violada constantemente mientras estuvo capturada por el ISIS, afirmó una una exesclava sexual del grupo terrorista, de apenas 16 años.

La testigo aseguró que Mueller fue obligada a casarse con el líder del ISIS, Abu Bakr al- Baghdadi. Este temía que sus otras esposas la descubrieran por lo que la mantuvo oculta en la casa de Abu Sayaff segundo al mando del grupo.

La testigo declaró que en su primer día como rehén la estadounidense fue despojada de sus uñas. “Cuando Kayla fue capturada por primera vez, militantes del ISIS le arrancaron las uñas”. “Se vio obligada a convertirse al Islam”, agregó Muna.

Mueller al graduarse de la universidad en 2009 viajó al norte de la India, Palestina e Israel para unirse a los grupos humanitarios.

Sin embargo, cuando decidió ayudar a la gente afectada por la guerra en Siria fue secuestrada por los yihadistas en agosto de 2013.

Supuestamente ella y Abu Sayaff fueron asesinados por un ataque aéreo cerca de la ciudad siria Raqqa a principios de este año, informó el periódico británico "Mirror".