El gobierno mexicano se acercó este jueves más a uno de sus máximos objetivos: extraditar a más tardar en febrero a Estados Unidos al poderoso capo Joaquín "El Chapo" Guzmán, después de que un juez rechazó las apelaciones de su defensa.

El Juzgado Décimo Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México notificó a la fiscalía que los recursos jurídicos interpuestos por la defensa del líder del cártel de Sinaloa para evitar la extradición fueron rechazados, indicó esa institución en un comunicado.

"El órgano jurisdiccional resolvió negar la protección" de la extradición al poderoso capo, destacó la fiscalía federal.

Después de que la cancillería mexicana avalara en mayo la solicitud de extradición hecha por el gobierno de Estados Unidos, los abogados de Guzmán interpusieron dos recursos de amparo, y el 26 de septiembre, un juez inició un periodo de análisis.

Su defensa ha dicho que tiene instrucciones del capo de pelear "hasta lo último" para evitar ser enjuiciado en territorio estadounidense, incluso pedir a la Suprema Corte de Justicia su intervención.

Andrés Granados, uno de los abogados de "El Chapo" dijo este jueves a la AFP que tendrán 10 días hábiles a partir del próximo martes para pedir que un tribunal colegiado revise la determinación del juez de distrito y al mismo tiempo recurrirá al máximo tribunal.

"Perdidos no estamos", dijo Granados, subrayando que Guzmán podría llevar su caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Fugas novelescas

Guzmán es requerido por tribunales de Texas y California por cargos que incluyen homicidio y narcotráfico.

La semana pasada el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales, dijo que el gobierno mexicano espera que sea extraditado en enero o febrero.

Guzmán se fugó por primera vez en 2001 de una prisión mexicana y fue recapturado en 2014, pero al año siguiente se escapó del penal del Altiplano (centro) a través de un kilométrico túnel adaptado con rieles para una motocicleta, algo que representó un duro golpe para el presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

Tras su recaptura en enero pasado en su estado natal de Sinaloa (noroeste), fue encarcelado de nueva cuenta en el Altiplano hasta mayo, cuando por "protocolo de seguridad" el capo fue trasladado a una cárcel de Ciudad Juárez, Chihuahua, fronterizo con Estados Unidos.

Otro de sus abogados, José Refugio Rodríguez, dijo a la AFP en días pasados que Guzmán, quien llegó a ser considerado como el delincuente más buscado del mundo, ha sufrido un importante deterioro en su salud durante los últimos meses.

"Está muy mal, está aislado. Ha perdido mucho cabello por tanto medicamento. Vive en constante estrés físico", aseguró Rodríguez después de la última vez que vio al capo en Ciudad Juárez.