Ben Moynihan estaba resentido con las mujeres. Y también por haber sido rechazado por ellas y no haber perdido su virginidad. Por eso trató de matar a tres mujeres apuñalándolas. Quería matar a más por el hecho de que consideraba al sexo femenino como un elemento despreciable que tenía que pagar por sus frustraciones.

Pues bien, el adolescente fue condenado a 21 años de prisión en un jurado de Winchester. Quien hubiese sido el horror de varias mujeres de Hampshire, en Inglaterra, envió varias cartas a la policía, en las que revelaba su perturbado estado. Moynihan sufría de autismo y de falta de empatía, según planteó su defensa. Pero eso no bastó para justificar el hecho de haber apuñalado a tres mujeres de 20,45 y 67 años con un cuchillo de cocina el año pasado, informó el diario The Independent.

Las tres mujeres salieron ilesas. También se halló un video y un diario donde el joven contaba todo lo que le pasaba. Se quejaba de sus "requisitos" para poder aceptar a los hombres.

En la galería: fotos horrorosas de criminales. Para leer la información desde una tablet o smartphone, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".