Una estudiante británica murió al practicar salto de “bungee” en un puente de España.

Kleyo De Abreu, de 23 años, falleció en en Lanjaron, Granada el martes, cuando se encontraba de vacaciones con una tía.

En su visita decidió realizar el deporte extremo, el cual consiste de aventarse de grandes alturas con una cuerda elástica atada al cuerpo. Su lanzamiento lo planeó desde el puente Tablate, que tiene una caída de 80 metros de altura.

Según las primeras investigaciones, De Abreu, falleció debido a que la longitud de la soga estaba mal calculada, lo que hizo que se golpeara contra un puente más viejo que se encontra debajo del de su lanzamiento.

La Guardia Civil de Órgiva está investigando si la joven que vivía en Londres realizó el deporte extremo con una empresa autorizada.

Su padre Bernard Atwell la describio como una persona agradable y cariñosa. "Mi hija se ha ido y nada va a traerla de vuelta". Afirmó que toda su familia quieren que algo como esto no vuela a suceder.

De Abreu, ya había realizado el deporte, sin embargo esta ocasión no salió como esperaba, informó el periódico britanico "The Guardian".