Forza Italia, el partido de derechas fundado por Silvio Berlusconi, ha utilizado la llegada masiva de inmigrantes a las costas italianas para arremeter contra el Gobierno de Matteo Renzi, primer ministro de Italia, al que acusa de costear “vacaciones” por 35 euros al día.

El Gobierno italiano en años anteriores no tenía límites presupuestarios para gastar en los centros de asistencia o acogida para los migrantes, pero a partir de este año, como medida para evitar naufragios frente a sus costas, los lugares tienen que pagar 35 euros diarios por migrante.

Esa situación causó que muchas de las personas que habitan en municipios como el de Pozzalo, se quejaran de que el Gobierno italiano gaste esa cantidad en migrantes a costa de subir los impuestos a los contribuyentes italianos.

Por su parte, el partido de derecha de Berlusconi ha aprovechado esta situación para atacar contra Renzi, editando un cartel en el que aparece un hombre feliz junto a un barco repleto de personas y la siguiente leyenda: “Vacaciones en Italia. 35 euros al día. Alojamiento, comida, crédito para llamar por teléfono y cigarrillos“. Esto en referencia a las facilidades que se les ofrece a los migrantes en los centros de acogida.

Pues dentro de estos sitios los migrantes pueden vivir entre seis y nueve meses, tiempo en que el gobierno acepta o deniega la solicitud de alojamiento.

Ante esta situación, muchos italianos proponen que los migrantes sean trasladados a otros países de la Unión Europea según informes del periódico español El Mundo.