El grupo yihadista Estado Islámico continúa dominando zonas de Irak y Siria, haciendo padecer a todos aquellos que viven bajo su dominio de terror.

Desde su creación, los extremistas han dado a conocer las violentas formas en las que han establecido su Califato, las cuales incluyen secuestrar personas y difundir sus asesinatos.

En las últimas horas, integrantes de Estado Islámico divulgaron el video de un hombre acusado de espionaje, quien fue crucificado y al que le cortan manos y pies. Los militantes señalan que recibió tal castigo por haber brindado información al gobierno de Irak.