El Estado Islámico de Iraq y Siria (ISIS) introdujo una nueva serie de leyes que prohiben a los hombres en Raqqa, ciudad de Siria, usar jeans ajustados.

Una coalición anti-ISIS denunció la nueva medida del grupo yihadista, que expone que los hombres de Raqqa que usen jeans ajustados se encarcelarán durante 10 días y recibirán un “curso islámico” durante su periodo en la cárcel.

"El Estado Islámico aplica sanciones más rigurosas y utiliza el principio de la intimidación en el trato con el público, lo que ha dado lugar a la migración y la fuga de muchas personas”, dijo Jassem, un ciudadano que vive en Raqqa al periódico local Al Arabiya.

"La libertad de expresión se ha convertido en un delito, por lo que no puede oponerse a una resolución emitida por el grupo", dijo.

Como parte de las nuevas leyes introducidas, el grupo militante también dijo que encarcelar a los que atrapen escuchando música, fumando o llegando tarde para la oración.