A finales del mes pasado el Estado Islámico aseguró ser el responsable de derribar un avión de pasajeros ruso sobre Egipto. Recientemente apareció una imagen de la bomba con la que supuestamente realizó el atentado.

La fotografía se incluyó en los últimos números de una revista de ISIS. En ella se puede apreciar una lata de refresco, un detonador y un iniciador eléctrico.

De acuerdo con la publicación, este afirmó que estos instrumentos fueron suficientes para derribar el avión ruso.

La publicación de la revista fue un día después de que el gobierno ruso concluyera que el avión calló debido a una bomba.

De acuerdo con ABC News, expertos en explosivos basándose en la foto creen que la bomba pudo ser detonada por alguien físicamente en el avión.

La revista ISIS se limitó a decir que estaba a bordo del avión de "contrabando".