El grupo yihadista Estado Islámico decapitó a cuatro hombres por alegadamente "insultar a Dios", publicó BBC.

Según ese medio, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos con sede en Londres detalló que los cuatro hombres fueron asesinados frente a varias personas. Los hechos se dieron en Homs, Siria.

La ley islámica establece que quien insulte a Mahoma debe morir.