Tres hombres fueron ahorcados en público en el noreste de Irán tras ser condenados a la pena de muerte por haber violado a una joven, informaron hoy medios locales.

Las ejecuciones tuvieron lugar ayer en la ciudad de Torqabe Shandiz, en la provincia Jorasán Razaví, en la zona donde habían cometido el delito, indicó el periódico Keihan.

Según el Centro de Documentación de Derechos Humanos de Irán, una organización con sede en EE.UU., en 2014 fueron ejecutadas en Irán 707 personas, cifra de la que el gobierno de Teherán reconoció 242.