Irán registró una de las temperaturas más altas en la historia de la humanidad durante el fin de semana. 

De acuerdo a las autoridades, la sensación térmica en el país llegó a los 73ºC (164ºF). Es la mezcla de la temperatura ambiental y la humedad, que dan una lectura de cómo el cuerpo humano percibe el calor. 

Los metereólogos del país aseguran que esta es una de las "temperaturas más altas con las que la humanidad ha tenido que lidiar", de acuerdo al portal israelí "Israel National News"

Entre las medidas más desesperadas para combatir esta ola de calor, el gobierno institucionalizó cuatro días de asueto para que los ciudadanos permanezcan en casa y eviten exponerse al sol. 

"Es muy complicado caminar en las calles de 11 AM a 6 PM, sin tomar un descanso cada 15 minutos para hidratarse o buscar una sombra", explicó Peyman Fatemi, un habitante de Teherán, al periódico estadounidense "Washington Post"