De "niña buena" a sensual dominatrix. Esa transformación fue la que sufrió la canadiense Alissa Afonina cuando tuvo daño cerebral luego de sobrevivir a un accidente de auto causado por el exnovio de su madre. Y la corte le dio más de 1.5 millones de dólares para compensarla por daños y perjuicios, ya que su defensa logró demostrar que comenzó a comportarse de manera distinta, a aislarse y a hacer comentarios sexuales "inapropiados".

Antes del accidente, ella era una buena estudiante que quería dedicarse a las artes. El día del choque, iba con su madre, su hermano y con el ex de su madre como conductor. Iba demasiado rápido y terminaron estrellándose. Ella y su madre sufrieron daños y en el caso de Alissa, su comportamiento comenzó a cambiar radicalmente, informó el periódico The National Post.

Por otro lado, la defensa argumentó que a pesar de trabajar como dominatrix, ella sí había podido continuar con su vida. Increíblemente, esto no convenció al jurado, que concluyó que su nuevo empleo no le daba suficiente dinero para vivir o conseguir un trabajo "normal". Su madre también recibió dinero, casi un millón de dólares, por su misma situación.

En la galería: Las mujeres vestidas de cuero más sensuales del cine. Para leer la información, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".