David Vanzo, un estadounidense residente en Minnesota, fue detenido después de haber acudido al banco con el cadáver de su madre para retirar 850 dólares en efectivo de una cuenta. 

Según las autoridades, todo ocurrió cuando Vanzo se presentó en una sede bancaria junto con su madre, Caryl Vanzo, de 90 años, a quien arrastraba en una silla de ruedas. Una de las empleadas contactó a la policía al ver que la mujer no se movía y, a primera vista, parecía que tampoco respiraba.

La sospechas policiales terminaron cuando se percataron de que, apenas siete horas después de acudir al banco, Vanzo informó de la muerte de su madre por causas naturales. Finalmente se presentaron en su hogar, donde descubrieron el cadáver de la anciana ubicado entre un montón de excrementos y por eso detuvieron al sujeto.

Tras el arresto, el hombre señaló que tenía una cuenta compartida con su madre y que "dio su vida" por mantenerla con él. Las autoridades lo apresaron basándose también en el hecho de que había retirado anteriormente de la cuenta de anciana más de 70 mil dólares sin motivo alguno.