La India "pierde cada día" cerca de 7.000 niñas que mueren antes de cumplir los 6 años, algunas porque son asesinadas al nacer, en una sociedad que arrastra el estereotipo de que un varón "es más" y que "en gran medida desprecia a la mujer", según denunció hoy la organización ActionAid.

"La India es una sociedad de preferencias, en la que muchas familias ven a la niña que nace como un problema, porque cuando se case tendrá que pagar una cuantiosa dote a su marido", declaró a Efe uno de los responsables de esta entidad, Bipin Rai.

En la India existen prácticas como los abortos selectivos de niñas, el abandono del recién nacido si es mujer o la discriminación a las hijas en cuanto a la educación y la salud respecto de los varones.

Tras un foro debate denominado "Parlamento de Mujeres" para promover la igualdad de derechos entre ambos géneros, Rai advirtió de que "es imprescindible un cambio de mentalidad para acabar con esa idea de que el niño que nace es sinónimo de orgullo y si es niña es un problema, terminar con ese miedo a cómo se pagará la dote".

"Tenemos un tremendo problema, porque nacen 914 niñas por cada 1.000 niños", criticó la directora de Programas de ActionAid, Sehaj Singh, señalando que eso se produce "porque no se cumple la ley" que impide abortos selectivos y recordando que lo normal sería que nacieran más mujeres.

Una norma de 1994 prohíbe en el país asiático que se utilicen las ecografías para revelar el sexo del feto "y el primero que tendría que concienciarse del problema y hacer que se cumpla la ley es el propio Gobierno", declaró a Efe Singh.