En 2015 el canadiense Matthew Menczyk rompió un récord mundial colocando cuatro mil 500 agujas en su cuerpo durante ocho horas, todo por una obra de caridad.

Sin embargo el intenso dolor de las perforaciones no le bastó. Este año con ayuda del especialista en “piercings”, Russ Foxx, aumentó el número de agujas quirúrgicas colocadas en sus brazos y espalda.

Antes de empezar el año nuevo, el equipo de Foxx colocó cuatro mil 745 agujas en el cuerpo de Menczyk.

El objetivo principal de romper el récord mundial Guinness, del que ambos son dueños, fue ayudar a una organización que apoya a gente sin hogar.

De acuerdo con el sitio web  "The Huffington Post", el récord pasado se logró en nueve horas y 12 minutos, esta vez la sesión se extendió por nueve horas y 13 minutos.