Un hombre que fue robado cuando era pequeño pudo reencontrarse con su verdadera madre 41 años después.

El chileno Travis Tolliver se crió en Estado Unidos tras ser raptado en el hospital Van Buren en Valparaíso en noviembre de 1973.

Nelly Reyes, la madre de Tolliver, relató que cuando dio a luz, ella tenía 19 años y lo hizo sin problemas. Sin embargo, todo cambió cuando una enfermera le comentó que su pequeño había nacido con una enfermedad cardiaca y que probablemente no sobreviviría.

Y esa fue la última vez que supo de su hijo, ya que en hospital no le entregaron ni el cuerpo ni un certificado de difusión.

No se sabe con certeza quién los separó, ni si hubo dinero involucrado.

Pero por su parte Tolliver, ahora de 41 años, afirmó que sus padres adoptivos estadounidenses no sabían que fue raptado. Él intentó encontrar a sus padres biológicos antes, pero no lo pudo lograr.

Cuando finalmente se encontraron, no se necesitaron palabras solo corrieron para abrazarse un largo rato, informó el canal estadounidense "CNN".