Los científicos quedaron sorprendidos cuando analizaron los tumores en los pulmones que un colombiano desarrolló, pues no estaban formados por células humanas. 

Sucedió en Colombia, donde médicos locales realizaron una biopsia a los tumores encontrados y descubrieron otros aspectos que les sorprendieron, por ejemplo, que las células cancerígenas eran casi diez veces más pequeñas a las de un ser humano. Fue entonces cuando contactaron al Centro para Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). 

De acuerdo a Atis Muehlenbachs, especialista en patología del CDC, este es uno de los casos más extraños que ha investigado desde que comenzó a trabajar en la institución en 2013. 

El colombiano de 41 años, de quien solamente se sabe que era originario de Medellín, acudió al médico sintiendo fatiga, fiebre y pérdida de peso. Despúes de estudios médicos, se determinó que tenía VIH, por lo que su sistema inmunológico estaba comprometido. 

Las pruebas revelaron también que tenía tumores en los pulmones y en los ganglios linfáticos. Entre los investigadores hubo desconcierto, pues los tumores tenían la composición de ADN de una solitaria, pero no parecía una y estaban invadiendo órganos fuera del tracto gastrointestinal. 

"Nos quedamos sorprendidos cuando encontramos este nuevo tipo de enfermedad. Solitarias que crecen dentro de una persona, a las cuales les da cáncer y el cual se propaga a las personas", explicó Atis Muehlenbachs, autor principal de la investigación.