Un hombre armado que había publicado en redes sociales mensajes contra la policía, mató a tiros a dos oficiales que se encontraban en su patrulla en Nueva York.

El tiroteo ocurrió el sábado en la tarde en el vecindario de Bedford-Stuyvesant. Ambos oficiales fueron trasladados al hospital Woodhull donde fueron declarados muertos.

El comisionado de policía de Nueva York, Bill Bratton, indicó que los oficiales "habían sido asesinados, elegidos como blanco por el uniforme que llevaban".

Murieron, agregó, "sin aviso, ni provocación. Simplemente fueron asesinados".

Los dos policías fueron identificados como Lui Wenjin y Raphael Ramos.

El presidente Barack Obama emitió una declaración en la que condenó los hechos.

Dijo que los policías ponen en riesgo su propia seguridad para servir y proteger a la comunidad y por ello merecen respeto y gratitud.

Las autoridades dijeron que el sospechoso, identificado como Ismaaiyl Brinsley de 28 años, fue hallado muerto después de que se dio a la fuga, perseguido por otros agentes, entró a una estación de metro cercana y se disparó en la cabeza.

Los primeros reportes indican que el hombre escribió en las redes sociales que tenía planeado dispararle a dos "cerdos" en retaliación por la muerte del hombre negro y desarmado Eric Garner, quien falleció después de que un agente blanco le aplicara una llave de estrangulamiento al tratar de arrestarlo.

La policía también aseguró que horas antes el sujeto hirió por disparos a su exnovia.

El hecho ocurre en un momento en que la policía ha sido fuertemente criticada por sus tácticas, especialmente después de la muerte Garner.

Varias decisiones judiciales, exonerando o absolviendo a los policías involucrados en incidentes, generaron protestas en todo el país.