Alan Knight, de 48 años, originario de la ciudad de Swansea, en Reino Unido, estafó a un anciano con demencia de 86 años por una suma de 61 mil dólares. Al ser descubierto por las autoridades, él decidió armar un plan junto con su esposa para evadir la prisión.

Dicho plan consistía en hacer creer a la policía que había sufrido un accidente en el garage de su casa, en el cual supuestamente se había fracturado el cuello y había quedado en estado de coma.

Debido a su condición, el hombre no pudo ser inculpad. Sin embargo, la policía consiguió pruebas de que el acusado solo estaba fingiendo. ¿Cómo? Dieron con unos videos grabados por las cámaras de seguridad de un centro comercial en Swansea, donde se ve a Alan realizando compras sin ningún problema.

En la galería de fotos podrán conocer más detalles de lo que pasó con este doble estafador. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.