Una pobre mujer de Mpumalanga, Sudáfrica, fue víctima de los celos desbordados de su marido: este creía que ella era infiel con su propio tío, así que "pegó" su vagina con "Súper Pegamento", dañando esta parte de su cuerpo de por vida.

El ataque sucedió hace dos años, pero hasta ahora, la mujer se atreve a hablar.  El victimario amenazó a su esposa con un cuchillo y le puso la sustancia en sus genitales. La mujer quedó con severas lesiones y ni siquiera puede orinar sin que le duela.  Afirmó, para el portal News 24, que su esposo "fue un hombre abusivo por años. Me amenazó y me dijo que me enseñaría una lección", declaró.

El victimario jamás fue arrestado, ya que escapó. Ahora la mujer teme que él vuelva a atormentarla.

En la galería: otras venganzas por infidelidad. Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".