Subastadores en línea tratan de sacar provecho de la primera edición impresa de Charlie Hebdo desde los brutales ataques del miércoles pasado en la sede de la publicación en París.

Los franceses, madrugadores, aprovecharon la oportunidad de tener en sus manos un ejemplar de la revista satírica francesa, que vio su tirada crecer hasta cinco millones (80 veces su tiraje normal) en preparación para el aumento de compradores, algunos de los cuales tratando de hacer dinero rápido al subirlo a la plataforma de compras en línea eBay.

La revista que lleva de portada a un Profeta Mahoma llorando con un cartel "Je Suis Charlie" y por debajo un cartel que decía "Tout est pardonné" ("Todo está perdonado"), por la dibujante Luz – a un precio de tres euros – estaba agotado en todo el país antes de las 10 de la mañana.

La edición cuenta con ilustraciones inéditas de los caricaturistas asesinados como Tignous, Cabu, Wolinski, Honoré y Charb, así como características adicionales y una columna por el nuevo editor en jefe, Gérard Biard.

Si bien se espera que se impriman copias adicionales del número de serie 1178, los que no están dispuestos a correr el riesgo han hecho una oferta rápida en las copias disponibles que aparecen en línea. Un vendedor, registrado como "globecrosser", vendió una copia con la asombrosa cifra de 455 dólares.

Mientras que "farahrhoran", que le quedan sólo 10 ejemplares de un total de 228, está jugando a largo plazo con los potenciales compradores que tienen cinco días para colocar su oferta.

Esto no es nada en comparación con las ediciones polémicas de época, como el ejemplar del 2006 (712) que muestra a un Profeta Mahoma llorando bajo el titular "Mahomet débordé par les intégristes" ("Mahoma abrumado por los fundamentalistas") vendiéndose por más de 80 mil dólares.