Estados Unidos sospecha que hackers rusos están detrás de los ciberataques que sufrió el Departamento de Estado, a través de los cuales se habría accedido al sistema informático con elementos confidenciales de la Casa Blanca.

“Las investigaciones han llevado hasta direcciones IP ubicadas en Rusia” declararon funcionarios estadounidenses que fueron parte de la investigación.

En el marco de la misma, las agencias de seguridad también descubrieron que los hackers usaron la red del Departamento de Estado para acceder a la red de la Casa Blanca y robar todo tipo de material.

La Casa Blanca reconoció en su momento que había sufrido un ciberataque en el que había perdido material no clasificado.

 Sin embargo, estas fuentes también aseguran que sí existiría información "sensible", como la agenda en tiempo real del presidente Barack Obama, reportó  el canal de televisión CNN.