La Asamblea Nacional venezolana respalda la propuesta hecha el martes pasado por presidente de esa nación, Nicolás Maduro, de calificar al expresidente español Felipe González como persona 'non grata'.

Por esta razón, el ministro de Exteriores de España, José Manuel García- Margallo anunció hoy que ha llamado a consulta a su embajador en Caracas, Antonio Pérez Hernández, como señal de protesta ante las "declaraciones intolerables" contra las autoridades españolas.

Maduro acusó a González de apoyar un golpe contra su gobierno, luego de que, a finales de marzo pasado, el expresidente español anunció que se incorporaba como asesor a la defensa del tribunal de los presos políticos Leopoldo López y Antonio Ledezma, detenidos en una cárcel militar venezolana, según informes del periódico español El País.

"Felipe González se incorporó abiertamente, ganando un sueldo muy grande en euros, a la campaña que apoya a los golpistas, a las personas que desconocen la constitución y buscan una intervención extranjera contra Venezuela", dijo Maduro en "Contacto con Maduro", un programa semanal de radio y televisión en el que el mandatario realiza diferentes anuncios.