El gobierno de Caracas, Venezuela hereda las formas del castrismos y replica su modelo.

El gobierno de Nicolás Maduro implementará en los próximos días el Sistema Integrado de Acceso a los Medicamentos (Siamed), con el objetivo de regular la venta de las medicinas recetadas para las enfermedades crónicas.

El ministro de Salud, Henry Ventura, ha justificado la medida con el alto consumo de medicamentos y por la dificultad de conseguirlos.

“Eso hay que cambiarlo”, aseguró a través de su cuenta de Twitter.

Los enfermos deberán inscribirse en la farmacia que prefieran con el documento expedido por el médico que lo trate. El gobierno asegura que el Siamed notificará mediante un mensaje de texto la llegada del medicamento a la farmacia para que entonces puedan adquirirlo.

Muchos venezolanos están revendiendo los artículos subsidiados por el gobierno, duplicando los precios que invirtieron.

El anuncio tomó por sorpresa a los representantes de los laboratorios, las droguerías y las farmacias. Aún no se sabe el funcionamiento de este nuevo sistema y desde ya se anticipa que su entrada en vigencia aumentará la escasez de medicamentos según informes del periódico español "El País".