Para evitar que 40 funcionarios públicos de Bolivia continúen llegando tarde, el gobernador de la ciudad boliviana de Oruro les regaló despertadores.

Víctor Hugo Vásquez dio estos despertadores a los funcionarios públicos que continuamente no cumplen con sus horarios. El político consideró el acto como una premiación a la impuntualidad.

Vásquez se manifestó molesto por el constante retraso de los funcionarios, así que además del despertador también dio una llamada de atención por escrito a los que recibieron el despertador.

Como medida todos los servidores públicos impuntuales deberán llegar cinco minutos antes de su hora.

Vásquez señaló que el despertador no era un premio por sus atrasoa, sino una herramienta para cumplir con la “hora Evo”, expresión que se usa para hacer referencia a una precisión del tiempo extrema, informó la estación de radio boliviana “Erbol”.