Autoridades alemanas han revelado nuevos datos sobre el accidente del vuelo 9525 de la aerolínea Germanwings, el cual cobró la vida de 150 personas el pasado martes 24 y que, según el fiscal francés, fue derribado deliberadamente por el copiloto Andreas Lubitz. 

Ahora, se ha da dado a conocer que Lubitz no tenía que acudir a trabajar ese día ya que obtuvo un permiso médico para ausentarse, según reveló la investigación realizada en su vivienda en Dusseldorf. Además, el copiloto de 27 años de edad estaba bajo tratamiento médico, el cual ocultó a sus compañeros y a la empresa Lufthansa, operadora de la aerolínea de bajo costo Germanwings.

Según la fiscalía, el permiso médico fue hallado roto en pedazos en el interior de su hogar.

Aunque las autoridades no hicieron referencia a qué enfermedad le pudo haber imposibilitado para laborar ese día, medios alemanes han informado que Andreas Lubitz se encontraba bajo tratamiento psiquiátrico ya que recién había terminado una relación amorosa de siete años de duración.