Uno de los problemas a los que se enfrenta la gente sin hogar es a la posibilidad del aseo, es por eso que en San Francisco, Estados Unidos, existe un proyecto busca cambiar eso.

Lava Mae es una organización no lucrativa creado por la exejecutiva de marketing Doniece Sandoval, quien pensó en convertir autobuses urbanos fuera de servicio en regadera para la gente sin hogar.

Sandoval comenzó este proyecto cuando se conmovió por la difícil situación de las personas sin hogar a su alrededor.

Al principio, la organización solo contaba con un autobús donado por la Agencia de Transporte Municipal de San Francisco que comenzó a dar servicio desde el año pasado, informó "ABC News".

Actualmente varios autobuses se han transformado en regaderas móviles, que sirven aquellos que no tienen hogar.