Un gato fue enterrado vivo y logró salir de su tumba tras cinco días bajo la tierra, informó la Sociedad Protectora de Animales de Tampa Bay, Florida.

Según la organización, el gato fue atropellado, por lo que el dueño pensó que había fallecido y lo enterró. No fue hasta cinco días después que el felino apareció en la casa de su vecino.

El dueño llevó a su gato, llamado Bart, a la Sociedad Protectora de Animales para que fuera atendido.