Este 1 de mayo, miles de personas salieron a manifestar por el Día Internacional de Trabajo, que busca conmemorar la lucha por los derechos laborales. 

En Honduras, unos 4.000 trabajadores marcharon en repudio a la presencia de bases militares estadounidenses en su territorio y a la violencia criminal que tiene a su país con la tasa más alta de homicidios del mundo.

En Ecuador, se registraron protestas a favor y en contra del gobierno de Rafael Correa, que participó en una de las marchas, mientras en Bolivia el presidente Evo Morales decretó un alza del 15% del sueldo mínimo para celebrar el día del trabajo.

Por su parte la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, prefirió utilizar las redes sociales en lugar de pronunciar un discurso formal, para poner de relieve su compromiso con los derechos de los trabajadores y con mantener políticas sociales que aseguren "un Brasil más justo".

En europa premio la lucha contra las medidas de austeridad 

En España, con un desempleo del 23%, los dos principales sindicatos convocaron manifestaciones para protestar por los recortes, la falta de puestos y la caída de salarios.

En Grecia, que cuenta con el desempleo más alto de la eurozona (25,7%), miles de personas abarrotaron el centro de Atenas para protestar contra las medidas de austeridad impuestas desde Bruselas.