Un funcionario de Escocia que recientemente recortó los fondo para los baños públicos probablemente reconsidere su propuesta, luego de ser multado por estar orinando en la calle.

Jackie Burns, líder adjunto del Consejo del Sur de Lanarkshire, recibió una multa de 60 dólares luego que las autoridades lo encontraran haciendo del baño.

Burns explicó al periódico británico “The Telegraph” que se encontraba en una parada de taxi cuando sintió la necesidad de ir al baño.

“Me aleje para hacer mis necesidades y entonces me abordo la policía. Estoy avergonzada por el incidente y he pedido disculpas”, declaró Burns al medio.

Al inicio de este año el funcionario anunció la necesidad de cerrar los baños públicos de la zona, supuestamente para recortar gastos.

La medida no fue muy apoyada por los locales, quienes realizaron una petición para mantenerlos abiertos, sin embargo a pesar de la lucha cerraron finalmente el 30 de junio.