El Papa Francisco llegó a la Ciudad de México y fue recibido por el presidente Enrique Peña Nieto y su familia, así como autoridades civiles y religiosas.  

El jerarca de la iglesia católica rompió el protocolo a su llegada al Hangar Presidencial, pues se salió de la alfombra roja por la que se había previsto que caminara, bendijo a un niño enfermo y regresó varias veces hacia el público para dar su bendición.

También conversó con los cantantes a quienes les hizo la seña que bajaran de su escenario. Entre ellos están el grupo musical Pandora, Lucero, Cristian Castro, Ana Victoria y Diego Verdaguer.

"México es un país muy bendecido", fueron las palabras que su Santidad le dijo al grupo de cantantes, así lo reveló Isabel Lascurain del grupo Pandora.

Lascurain también contó que Cristian Castro le dio una medalla como regalo al Papa y éste le devolvió un Rosario.

Con información de Publinews México