El papa Francisco hizo gala de su sentido de humor al hablar del tema de la apertura a la vida y destacar el concepto de paternidad responsable. “Los buenos cristianos no tienen que hacer hijos en serie ni ser —disculpen la palabra—, como conejos”, señaló el Pontífice.

Afirmó que "por eso en la Iglesia hay grupos matrimoniales, expertos, pastores y muchas vías de salida lícitas que han ayudado".

Según el sitio www.lanacion.com.ar, el comentario lo realizó durante la rueda de prensa que tuvo con 76 periodistas del vuelo papal que desde Filipinas lo llevó de regreso a Roma.