Las autoridades locales en el sur de Francia están considerando obligar a todos los migrantes jóvenes hacerse exámenes en los huesos para verificar cuál es su edad exacta.

Esas medidas se están tomando para filtrar la migración masiva y a su vez, para ayudar a migrantes adultos.

Eric Ciotti, presidente del consejo de los Alpes Marítimos, fue quien presentó la propuesta, que se planea aplicar entre la frontera de Francia e Italia.

Esta idea surgió después de que muchos migrantes que viajaban solos fingían ser menores para recibir ayuda legalmente.

La oficina de migración francesa solo tiene reservado este servicio para menores de 18 años, pero con la afluencia de migrantes que cruzan la frontera de Italia, esto tuvo que cambiar

Desde principios de junio, el departamento de Alpes Marítimos ha recibido 170 migrantes no acompañados, el mismo número que en todo 2014, informó el periódico “The Local”.