La fascinación con las zonas de desastre y los sitios de asesinatos son el corazón de un fenómeno mórbido: El turismo oscuro. El fotógrafo francés Ambroise Tézenas viajó a docenas de sitios históricos asociados con tragedias, que es el tema de su nuevo libro, “Estuve aquí”.

Publinews Internacional conversó con el artista acerca de su propuesta.

¿Por qué decidiste publicar un libro acerca de turismo oscuro?
Me interesó porque me cuestioné la motivación de los visitantes en los lugares oscuros. Está vinculado a una experiencia que tuve hace algunos años mientras atestigüé el tsunami de 2004 en Sri Lanka. Experimenté el drama que estaba sucediendo y pocos años después me enteré de todos los visitantes que viajaron al lugar a conocer el lugar y tomarse fotografías. Las motivaciones de estos turistas me molestó y comencé a estudiar ese comportamiento.

¿Qué lugar te pareció que es el más perturbador?
Los lugares donde hubo genocidio son terriblemente perturbadores. Auschwitz-Birkenau se ha dejado como una conmemoración para que no vuelva a suceder, pero sigue habiendo asesinatos y eso es molesto. Es una historia desesperanzadora de la humanidad repitiéndose sin aprender del pasado.

¿Cuáles han sido las lecciones más importantes que has aprendido de este proyecto?
Que somos una humanidad depresiva y que la historia se repite. No descubrí esto, pero mi proyecto lo confirmó. Cuando ya no estén los sobrevivientes que puedan validarlo, perderán el interés público, pero nuevos sitios surgirán. De manera paradójica, mientras el hombre moderno niega la realidad de su propia muerte, disfruta su confrontación virtual.