Tiene 20 años y ya ocupa un lugar en la Cámara de los Comunes, la cámara baja del Parlamento en Reino Unido. Su nombre es Mhairi Black y logró algo que no había pasado desde 1667.

La joven obtuvo 23 mil 548 votos a su favor, cinco mil 600 más que su cercano competidor, el jefe de campaña del Partido Laborista, Douglas Alexander. De acuerdo con el sistema electoral británico, el que fuera funcionario de los primeros ministros Tony Blair y Gordon Brown perdió el distrito ante la joven diputada.

"La gente no está interesada en factores como la edad y el género, sino en la calidad de los argumentos y creo que el Partido Nacional de Escocia está probando esta noche que ofrecimos argumentos de calidad", dijo Black en su discurso.

El Partido Nacional de Escocia fue uno de los grandes ganadores de la noche, pues además de consolidarse como tercera fuerza política, logró ocupar 56 escaños, cincuenta más que los que tenía anteriormente.