Con sombrillas de color amarillo, símbolo de su revolución, miles de personas se dieron cita en las calles de Hong Kong, en China, como muestra de que la #UmbrellaRevolution aún no ha terminado, a pesar de los enfrentamientos con la policía en diciembre pasado.

De acuerdo a cifras de los organizadores, cerca de 13 mil personas se manifestaron en pro de la democracia, aunque los números de las autoridades informan que solamente fueron ocho mil 800. Aún así, la cifra está muy lejos de llegar a los 50 mil que se esperaban en esta jornada de protesta.

¿Qué es lo que piden?

El pasado 31 de agosto, China anunció que en el año 2017 el presidente de Hong Kong será elegido por el pueblo. Los candidatos serán seleccionados por un comité conformado por las autoridades de Pekín. Los habitantes de Hong Kong reclaman más libertades políticas y una participación más amplia de este ejercicio.