A Charlotte Urie no le importó que su novio, Kieran Moloney, hubiese sido una mujer antes. De hecho, ahora está mas enamorada de él y lo considera "el amor de su vida". También plantea casarse con él y formar una familia. Asimismo, planean tener un bebé a través de la donación de esperma por parte de un amigo de Kieran.

Durante años, Kieran ocultó su condición y tuvo relaciones fallidas por esto. De hecho, cuando era mujer y se llamaba Ciara y sufrió fuertes crisis de identidad y bullying en su adolescencia. Tuvo una doble mastectomía a sus 20 años, luego de tomar pastillas de hormonas y a inyectarse para quedar como un hombre, informó el tabloide Daily Mirror.

Cuando conoció a Charlotte, tenía miedo de contárselo, pero ella le dijo que lo amaba y que no le importaba si había nacido como una mujer. Ahora, son felices.