El 11 de marzo de 2011, Japón vivió el peor terremoto de su historia: un sismo con magnitud de 9 grados Richter cobró la vida de más de 15 mil personas y dejó más de nueve mil desaparecidos.

Ante esta situación, los habitantes nipones han aprendido que la prevención es una herramienta básica ante los desastres naturales; es por eso que el zoológico Tama realiza simulacros en caso de que sus animales se liberen de las jaulas.

Parque zoológico Tama, en Tokio, Japón

AFP

Foto:

¿Qué hacer en caso de que algún animal salga de su entorno? El equipo de trabajo del zoológico recibió un adiestramiento al respecto, el cual consistió en vestir a uno de los trabajadores como un leopardo de las nieves, el cual estuvo corriendo por la zona, mientras los demás custodios aprendían a colocar redes y disparar dardos tranquilizantes.

"Por ejemplo, en caso de un gran terremoto, un árbol podría caer sobre alguna jaula o algunas otras situaciones podrían llevar al escape de algún animal. Creemos que es nuestra responsabilidad hacer esto con seriedad", comentó Yutaka Fukuda, director del zoológico.

En Twitter publicaron

¡Un leopardo de las nieves huyó! ¡Guardia herido! Hoy se completó con éxito la capacitación sobre las medidas de evacuación en caso de que se huyeran animales de sus jaulas. Pero este leopardo era tan lindo que escapó.