El Gobierno de la ciudad de París, ha comenzado a quitar los simbólicos candados del amor colocados en uno de los puentes principales de la capital francesa por los turista románticos.

Cerca de un millón de candados que pesan aproximadamente 45 mil kilogramos serán eliminados en los próximos días.

Los trabajadores del ayuntamiento comenzaron a retirar las rejillas del puente de Pont des Arts este lunes desde la mañana.

El Gobierno parisino remplazará las rejillas de metal colocadas desde 1804, por paneles pintados por artistas callejeros durante el verano, antes de que definitivamente los sustituyan por paneles de cristal.

Este es el fin de los candados. El Gobierno aseguró que estos arruinan la estética del puente y al mismo tiempo dañan la estructura, lo que puede llegar a causar accidentes.

En el puente Pont de l'Archeveche, cerca de la catedral de NotreDame, también están quitando los candados, informó el canal británico “BBC”.