El papa Francisco cumple hoy 78 años y recibió las felicitaciones de los fieles en la tradicional audiencia general en la Plaza de San Pedro, y más tarde miles de personas bailaron un tango en su honor.

El Vaticano no ha programado ningún acto oficial para esta fecha, ya que la costumbre es festejar la onomástica de los pontífices no el cumpleaños. La prensa italiana habla sólo de que le han hecho un pastel para el almuerzo.

Sin embargo, muchas de las casi 13 mil personas que fueron a la plaza para escuchar su tradicional audiencia general de los miércoles, no dejaron pasar por alto esta fecha especial. Los fieles lo recibieron con pancartas y globos en los que le deseaban feliz cumpleaños en varios idiomas, pero principalmente en español.

Cuando el Papa llegó a la plaza, bajo un sol invernal, algunos agitaron un pañuelo blanco, mientras que otros fieles le ofrecieron tortas -Francisco incluso detuvo el papamóvil para soplar las velas en una de ellas- y le tendieron, como siempre, un mate.


"Un tango para el Papa

Hacia el mediodía, cuando suena habitualmente la hora de la dispersión tras la partida del papa, sonaron algunos de los temas favoritos del ex arzobispo de Buenos Aires.

Cientos de parejas de bailarines convirtieron a la célebre Avenida de la Conciliación en una pista de baile para regalar simbólicamente al Papa algunos pasos de tango.

La italiana apasionada del tango Cristina Camorani organizó en la Plaza de San Pedro una exhibición a través de Facebook, bajo el título "Un tango para el papa Francisco".

"Bailar para el Papa será nuestro regalo", explicó Carmorani, profesora de baile en Conventello, cerca de Ravenna. "Todo el mundo se entusiasmó, nunca hubiera imaginado una movilización así", dijo.