No es fácil la vida para los padres que se hacen cargo de hijos con Síndrome de Down. Algunos llevan a cabo la tarea y otros, por el contrario, abandonan a sus bebés. En el caso de Samuel Forrest, esto le pasó con su esposa, la armenia Ruzan Badalyan, quien ni siquiera quiso tocar al niño cuando nació.

Forrest es un neozelandés que tuvo que afrontar el hecho de criar a su hijo Leo totalmente solo, ya que Ruzan, su esposa, le advirtió que si se quedaba con él, se divorciaría. El hombre eligió al niño y la mujer se divorció de él una semana después. Ni siquiera quiso tocar al niño, ya que para la cultura armenia, un hijo así es una "vergüenza". Y eso fue lo que le dijo ella al tabloide Daily Mirror, cuando sus periodistas le preguntaron las razones de su decisión.

Pero Samuel no se rindió. Pidió ayuda a la página GoFundMe y ha recibido bastante apoyo para llevar a su hijo a su país natal y criarlo con ayuda de su familia. "La idea es recaudar lo suficiente para un año y encontrar un trabajo de medio tiempo y así pueda cuidar de él", afirmó. Ya lleva recaudados casi 200 mil dólares.

Por otro lado, la madre del niño ha sido acosada por miles de internautas en sus redes sociales por lo que hizo.

En la galería: Gestos que les darán fe en la Humanidad. Para leer la información, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".