Como en una escena sacada de la ciencia ficción, en Corea del Sur una mujer fue atacada por su robot aspiradora, mientras tomaba una siesta.

Los hechos ocurrieron el pasado 3 de enero. La mujer de 52 años, cuya identidad permanece en el anonimato, decidió encender el robot y ponerlo a hacer la limpieza, mientras se disponía a descansar en el piso. El problema fue que la aspiradora se acercó hacia donde ella dormía y se tragó su cabello.

De acuerdo con el Departamento de Bomberos de la ciudad de Changwon, el robot identificó el cabello de la mujer como polvo, según informó del diario Koreabizwire.