Un monje cuyo cuerpo está momificado desde hace 200 años fue encontrado en Mongolia. Pero de acuerdo a un experto, no está muerto sino que se encuentra en un "profundo trance meditativo".

Según The Siberian Times, el cuerpo momificado del monje fue encontrado en posición de loto y hasta lo trataron de vender en el mercado negro. El doctor y famoso monje budista, Barry Kerzin, dijo al periódico ruso que el hombre no está muerto sino en un "profundo trance meditativo" llamado "tukdam".

"Si la persona es capaz de permanecer en este estado durante más de tres semanas –que rara vez sucede– su cuerpo se contrae gradualmente, y al final todo lo que queda de la persona es su pelo, las uñas y la ropa. Por lo general, en este caso, las personas que viven junto al monje ven un arco iris que brilla en el cielo durante varios días. Esto significa que ha encontrado un "cuerpo de arco iris". Este es el más alto estado cerca del estado de Buda", sostuvo Kerzin.

A continuación verán las imágenes del cuerpo momificado del budista: