Al menos tres muertos y tres heridos, uno de ellos de gravedad, es el saldo de un ataque en un tribunal en Milán, Italia.

El autor de los disparos fue identificado como Claudio Giardello, de 57 años, quien era acusado de fraude en una declaración de bancarrota. Mientras estaban en el juicio, el abogado de Giardello mencionó que abandonaba la defensa. Fue en ese momento cuando el acusado sacó un arma y comenzó a disparar, matando al juez y a dos testigos del caso, informó el periódico "Metronews.it" 

Giardello se refugió en el edificio mientras las fuerzas de seguridad desalojaban y acordonaban la zona. Posteriormente el sujeto logró escapar utilizando una motocicleta y se dirigió a la comunidad de Vimercate, en donde fue arrestado, según informó a través de su cuenta de Twitter, Angelino Alfano, ministro del Interior.