Muchos de los 18 mil campos de tiro en EE. UU. ofrecen alienígenas y zombis como blancos. Pero imagina intercambiar estas caricaturas por las fotos de gente común. Esto lo lleva a cabo un proyecto de crítica social en Brooklyn.

“El objetivo era poner arquetipos que son parte de nuestra propia vida, como un amigo o una novia. Espero crear un efecto inquietante”, expresa Ewoudt Boonstra, cofundador del estudio creativo Banana & Associates, creador del proyecto.