Uno de los monumentos más emblemáticos de París, la Torre Eiffel, se unió la noche del pasado jueves al luto que empaña a la ciudad. La reconocido torre apagó sus luces en honor a las víctimas del ataque contra el medio local "Charlie Hebdo", en el que fallecieron al menos 13 personas.

El faro que ilumina todas las noches a los parisinos estuvo apagada este jueves, desde las 8 de la noche (hora local) para expresar su solidaridad en el ataque perpetrado el pasado miércoles.